Pablo Arístide, nuevo Coordinador de Agroecología de la Oficina Regional Cono Sur de la Fundación Heinrich Böll

A inicios de noviembre se integró a nuestro equipo, Pablo Arístide, quien asumió como Coordinador de Agroecología de la Oficina Regional Cono Sur de la Fundación Heinrich Böll. Pablo es Doctor en Ciencias Biológicas de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Cuenta con una amplia trayectoria en gestión, elaboración y publicación de diversos estudios y artículos sobre producción agroecológica, además de tener una vasta experiencia en trabajo conjunto con productores campesinos y agricultura familiar. 

Pablo Arístide

Sus estudios de doctorado estuvieron principalmente enfocados en la articulación entre sociedad y naturaleza abordando la relación existente entre la población rural campesina y los ecosistemas y paisajes locales del Chaco semiárido, una región del centro en Argentina, ubicada en la provincia de Santiago del Estero.

 El académico posee una maestría en agroecología de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) y Universidad de Córdoba (UCO), España y también se desempeñó como docente en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires en la cátedra libre de Soberanía Alimentaria.

Para Arístide, asumir el cargo como Coordinador de Agroecología de la HBS Cono Sur es una oportunidad para continuar articulando las organizaciones y movimientos campesinos y sociales desde lo académico y del activismo, con el fin de integrar los procesos que permitan continuar con los avances de la agroecología en la región. “Son muchos los problemas que hay que abordar con urgencia por eso es muy importante seguir visibilizando los impactos negativos que produce el agronegocio y por otro lado promover y apoyar las alternativas frente al modelo.” Agregando que “La agroecología es una realidad en muchos lugares de la región, demostrando que es una alternativa viable y una respuesta de los movimientos campesinos, de indígenas y de agricultura familiar capaz de alimentar a la población con alimentos saludables y frescos sin generar daños en la salud, en el medioambiente y en la economía de las comunidades y territorios”.

Frente al actual escenario que estamos viviendo, en relación al Covid-19 y su efecto en los sistemas productivos , el nuevo coordinador de Agroecología de la HBS Cono Sur afirma que esta pandemia “vino a poner de manifiesto el modelo de producción hegemónico extractivista que impacta los ecosistemas y la salud de las personas, en tanto los orígenes de la pandemia se encuentran en  este modelo productivo y a la vez,  instalando la necesidad de volver a sistemas de producción localizados,  a la producción de alimentos de cercanía y de productos producidos sin agrotóxicos. Señalando que es ahí, donde la agroecología tiene la respuesta:   Seguir apostando por el modelo de agronegocio es seguir apostando por futuras pandemias que puedan llegar aparecer y afectar  todos  los sistemas”.  

Con respecto a sus líneas de trabajo, el profesional menciona que trabajará principalmente en la visibilización y crítica al modelo de agronegocio prevalente y sus impactos en distintas escalas, explotación de la naturaleza, afecciones a la salud, pérdida de biodiversidad, deforestación, etc. “Es muy importante visibilizar la respuesta agroecológica como lo entienden los movimientos sociales y campesinos de la región, trabajando articuladamente con organizaciones y académicos comprometidos en seguir avanzando y profundizando en la agroecología, con el fin de ampliar su alcance territorial y todo lo que tienen que ver con incidencia en políticas públicas que promuevan la agroecología”.