Las Prioridades de la Presidencia Argentina en el G20

Las Prioridades de la Presidencia Argentina en el G20

Creator: Fabian Minetti. Creative Commons License LogoEsta imagen está bajo la licencia de Creative Commons License.

Este artículo repasa las prioridades en el G20 (ver g20.org) bajo la presidencia argentina, de manera general, y el grupo de trabajo de infraestructura, de manera particular.

  1. Prioridades de la Presidencia Argentina en el G20

La Troica G20 del año 2018 está comprendido por la Presidencia (Argentina); la Presidencia anterior (Alemania) y la futura Presencia (Japón).

Cada Presidencia del G20 invita a países a participar en el proceso de esta Cumbre. España siempre está invitada. Adicionalmente, Argentina ha invitado a Chile, los Países Bajos (y posiblemente Suiza) a asistir las reuniones del G20. Tradicionalmente, tres grupos regionales son invitados: ASEAN (Singapur), la Unión Africana (Ruanda) y NEPAD (Senegal). Argentina ha invitado un cuarto grupo, CARICOM – la comunidad caribeña – representada por Jamaica. (Un quinto grupo, la Unión Europea, es un miembro completo del G20).

En términos de instituciones, Argentina ha invitado al Banco Interamericano de Desarrollo (Inter-American Development Bank, IDB) y el Banco de Desarrollo de Latinoamérica (Development Bank of Latin America, CAF) a jugar un rol fundamental, especialmente en temas de inversión en infraestructura (el gobierno argentino ha contratado también varios miembros del personal de IDB a gestionar el proceso del G20). Otros participantes recurrentes son las Naciones Unidas, IMF, Banco Mundial, WTO, OECD, Financial Stability Board e ILO.

Durante su Presidencia, Argentina anticipa que sostendrán sobre 45 reuniones, especialmente aquellas de dos de los canales del G20, es decir, los canales de Finanzas y de Sherpa.

  1. El Canal de Finanzas es dirigido por el ministro de Finanzas argentino Nicolás Dujovne, la recientemente nombrada Viceministra de Finanzas Laura Jaitman (anteriormente con el Banco de Desarrollo Interamericano), y el Gobernador del Banco Central Federico Sturzenegger. Este canal está enfocado en dos prioridades: inversión en infraestructura y el futuro del trabajo (Ej.: especialmente el nexo entre tecnología, por un lado, y productividad, crecimiento, mercado de trabajo e igualdad de economía, por el otro). La agenda completa del canal de Finanzas abarca los siguientes temas:
  • Economía Global y Estructura para el Crecimiento
  • Infraestructura
  • Arquitectura Financiera Internacional
  • Impuesto Internacional
  • Regulación Financiera
  • Inclusión Financiera
  • Finanzas Sustentable

El canal de Finanzas es dirigido por los Ministros de Finanzas, Gobernadores del Banco Central y sus grupos, incluyendo:

  1. Infraestructure Working Group (IWG)
  2. The Sustainable Finance Study Group (SFSG)
  3. International Financial Architecture (IFA) Working Group

Tal como se menciona en la segunda parte, a continuación, los Estados Unidos fueron hostiles hacia el SFSG [1]. También fue hostil con el grupo de trabajo de IFA, que como es descrito en este informe final del 2017, ha gestionado una agenda completa. Aun así, Francia continuará codirigiendo el grupo de trabajo de la IFA en 2018 y su nueva agenda incluye temas relacionados al flujo de capital, la reforma de gobernanza del IMF, directrices sobre financiamiento sustentable y la transparencia de las cargas de deuda de países de bajos ingresos (para evitar colapsos como el ocurrido en Mozambique). También, se referirán a desafíos del MDB claves, como la optimización de capital. En otras palabras, sacar provecho del capital insuficiente.

Los Estados Unidos se oponen un aumento del capital general mientras que el Banco Mundial le está prestando a países solventes, como China. El capital inadecuado reduce la capacidad del Banco Mundial y otros bancos de desarrollo de realizar préstamos. Se considera que los Estados Unidos ceden poder a China y sus Bancos de Inversión en Infraestructura Asiáticos (Asian Infraestructure Investment Bank, AIIB) mediante múltiples acciones en el campo del comercio, incluso obstaculizando al Banco Mundial de aumentar su capital o una mayor equidad en la gobernanza del IMF (para dar una mayor representación a países en desarrollo).

Debido a que el capital es tan limitado, la optimización de los balances se ha convertido en una preocupación importante. Algunos estiman que el Banco Asiático de Desarrollo expandió su capacidad de préstamo en un 50% al fusionar sus balances en condiciones favorables y no favorables. La Asociación Internacional de Desarrollo del Banco Mundial (IDA) está optimizando el capital a través del uso de su nueva ventana del sector privado. Para optimizar su balance, el Banco de Desarrollo Africano (AfDB) está abriendo una ventana no favorable, que podría arriesgar los volúmenes de préstamo a los países de menos ingresos. La importancia de la representación de los países de menos ingresos en el G20 crece a medida que la misión del G20 se expande, incluso en lo que se refiere a estos países.

Con el fin de mejorar la suficiencia de capital, el G20 y su grupo de trabajo del IFA también se enfocan en los objetivos de adicionalidad y apalancamiento. El principio de la adicionalidad significa que el capital de MDB solo debería usarse cuando fuentes de financiación privadas no estén disponibles. La violación del principio de adicionalidad resulta en una reducción de la inversión privada, lo cual es un anatema para las instituciones. En efecto, el aumento y el apalancamiento de la inversión privada son ahora la razón de ser de los MBDs[2].

El G20 ha diseñado una metodología para calificar el desempeño de cada MDB en su capacidad para apalancar la inversión privada. La nueva estrategia del Banco Mundial de Maximizar las Finanzas para el Desarrollo (Maximizing Finance for Development, MFD), también conocida como la “cascada”, tiene la intención de expandir significativamente la adicionalidad y el apalancamiento de la institución. Los nueve países piloto para el MFD son: Camerún, Costa de Marfil, Egipto, Indonesia, Irak, Jordania, Kenia, Nepal y Vietnam. El grupo del Banco Mundial y sus aliados han diseñado un rango de “Estándares para Finanzas de Infraestructuras y PPP” como se establece en este blog final del 2017 por Jordan Schwartz, representante del Banco Mundial del grupo de trabajo de infraestructura del G20. Con estos estándares, que son altamente parciales para beneficiar desproporcionadamente a los inversionistas privados, el grupo del Banco Mundial tiene la intención de introducir soluciones energéticas del sector privado, transporte y otros sectores de infraestructura en los pilotos. Los pilotos se expandirán gradualmente para incluir otros sectores y países. He escrito sobre MFC aquí y sobre la cascada aquí.

En la escala prevista, este es un nuevo modelo de financiación para el desarrollo que depende de la financiación de la infraestructura (Ej.: energía, agua, transporte, atención médica, educación) como una clase de activos para negociar en los mercados financieros mundiales, como se describe en la segunda parte, más abajo.

  1. El Canal de Sherpa, que es dirigido por el Sherpa argentino Pedro Villagra Delgado, se enfoca en dos grupos temas: sustentabilidad (Ej.: mejorar la productividad del suelo, cambiando la matriz de energía y reduciendo el impacto en el medioambiente) y liberar el potencial de la gente (innovación en educación, adopción de nuevas tecnologías y el empoderamiento de las mujeres). El canal incluye nueve grupos y equipos de trabajo:

Equipos de Trabajo en la Economía Digital (inclusión digital, futuras habilidades laborales, gobierno digital, SME y emprendimiento, Industria 4.0 y tecnología agrícola).

Grupo de Trabajo sobre Empleabilidad (políticas laborales, educación, productividad, economía informal, seguridad laboral e iniciativas de protección social; abordando la brecha de empleabilidad entre géneros).

Grupo de Trabajo en Transiciones de Energía (redes de energía flexibles, transparentes y limpias; eficiencia energética, energía renovable, acceso a energía asequible en Latinoamérica y el Caribe, la reducción de subsidios ineficientes a energías fósiles, y la transparencia de información sobre energía, digitalización y mercados de energía).

Grupo de Trabajo en Anti-Corrupción (1- Cooperación práctica; 2- Propiedad beneficiosa; 3- Integridad y transparencia del sector privado; 4- Soborno; 5- Integridad y transparencia del sector público; 6- Sectores vulnerables; 7-Organizaciones internacionales).

Grupo de Trabajo de Salud (resistencia antimicrobiana y la financiación de la cobertura de salud universal).

Grupo de Trabajo de Desarrollo (educación de la primera infancia, hábitat y negocios inclusivos).

Grupo de Trabajo de Educación (habilidades para la vida y el trabajo; financiamiento de la educación).

Grupo de Trabajo de Sustentabilidad Climática (a- Promover la sustentabilidad climática con un foco en la creación de trabajos y desarrollo de infraestructura; b- Proyectar el desarrollo de las emisiones bajas a largo plazo (desde el 2050 y más adelante); c- Alinear y movilizar flujos de financiamiento climático para la implementación de Contribuciones Determinadas Nacionalmente bajo el Acuerdo de París (NDC) y estrategias de desarrollo de bajas emisiones).

 Grupo de Trabajo de Inversión y Comercio (Cadenas de valor global, el sector agrícola, la Cuarta Revolución Industrial y la Industria 4.0).

  1. El grupo de Trabajo de Infraestructura del G20 (IWG)

El foco del IWG está en expandir la infraestructura como una clase de activo para inversión. Esto implica securitizar los flujos de ingresos de las “tuberías” de proyectos y agruparlos para que los inversionistas los negocien. Cualquier proyecto – alianzas privadas-públicas (PPP); trabajos públicos; empresas estatales (SOE) – puede ser agrupado de esta manera. Según el G20 de Argentina, la promesa es enorme. Su página web dice:

“Según las estimaciones, la brecha de infraestructura global proyectada desde ahora hasta el año 2035 asciende hasta los 5.5 trillones de dólares americanos. Mientras tanto, inversionistas institucionales alrededor del mundo tienen 80 trillones de dólares americanos en activos bajo administración, que generalmente ofrecen bajo rendimiento. Movilizar la inversión privada hacia la infraestructura es crucial para cerrar la brecha de infraestructura global. También, puede asegurar un mejor rendimiento de para aquellos que hoy ahorran e invierten. Esto es un objetivo con el cual todos ganan y requiere de cooperación internacional. Buscaremos desarrollar infraestructura como una clase de activo mediante la mejora de la preparación de proyectos, dirigiéndose a las brechas de información (data) en su desempeño financiero, mejorando los instrumentos diseñados para costear proyectos de infraestructura, y buscando una mayor homogeneidad dentro de ellos. Desarrollar la infraestructura como una clase de activos es una gran promesa para canalizar los ahorros de hoy en infraestructura pública, servicios de transporte eficientes, desinfección básica, flujos de energía y conectividad digital que hará de cada persona hoy en día un ciudadano global y un trabajador de mañana.

De manera importante, a medida que los proyectos son financiados de esta forma, liberan capital en los balances de MDB para realizar más préstamos. Por ende, aborda la capitalización inadecuada del MDB dominado por occidente en comparación al AIIB.

Las reuniones del IWG del 2018 serán sostenidas de la siguiente manera: 22 o 23 de febrero en Londres, posiblemente con la participación de inversionistas privados; principios de junio en Australia y septiembre en Tokio. Los japoneses continuarán promoviendo su programa de Calidad de Infraestructura, el cual incluye un foco en los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). Generalmente, el criterio social tiene la menor atención, pero bajo la Presidencia de Argentina, eso podría cambiar, ya que el trabajo y el bienestar social son aspectos importantes de sus canales de Finanzas y Sherpa (bajo el “futuro del trabajo”).

La agenda del IWG incluye 4 temas:

  1. Escalabilidad y el rol de MDB
  2. Instalaciones para la Preparación de Proyectos (quizás estableciéndolas a nivel país)
  3. Información (data) requerida para crear una clase de activo… ¿quién compila la información y de qué tipo? ¿el Eje de Infraestructura Global desempeñaría esa función al igual que otros como la preparación de modelos de contrato? En el 2018, es probable que el mandato de Eje se renueve por 4 años con Australia probablemente cubriendo cerca de la mitad de su presupuesto y solicitando donantes para el resto.
  4. Calidad de Infraestructura (Ej.: criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). Japón y Singapur ayudan a liderar la discusión sobre ESG, la cual se sobrepone con los temas relacionados a la información (data). También se han considerado la inclusión de aspectos no financieros de proyectos en los indicadores de análisis costo-beneficio (CBA). A pesar de la hostilidad de los Estados Unidos respecto a esta decisión, la mayoría del trabajo del Grupo de Estudio Financiero Verde del G20 continuará bajo el mismo nombre: “Grupo de Estudio de Finanzas Sustentables” (“Sustainable Finance Study Group”). Se espera que este grupo de estudio ayude al IWG a enfocarse en la dimensión ESG del desafío de infraestructura.

Con respeto a la escalabilidad y el rol de los MDB, el IWG supervisa el diseño de plantillas estándar para la ampliación de proyectos (por ejemplo, contratos estándar para asociaciones público-privadas, y el diseño de metodologías relacionadas con la adicionalidad, así como la determinación de cómo los proyectos de infraestructura demuestran su relación calidad-precio (value for money(VfM)). Es crucial que el VfM (o análisis de costo-beneficio) incorpore costos e impactos de ciclos de vida, incluso en lo que se refiere a los objetivos ambientales y sociales.

Con respeto a la adicionalidad, las instituciones no deben agotar su capital para apalancar la inversión privada, dado que el sector privado no estará interesado en ciertos países o inversiones (por ejemplo: saneamiento, caminos rurales y electricidad), incluyendo atender a poblaciones pobres que no pueden pagar ciertas “tasas de usuario”. Seria despilfarrador gastar el dinero público para subsidiar a las corporaciones para que se involucren fundamentalmente en empresas en pérdidas.

Como se señaló anteriormente, el Grupo del Banco Mundial está implementando el sistema "en cascada" (por ejemplo, alicientes para el sector privado, cambios en el régimen regulatorio) para este propósito. Las dos ramas del sector privado del Grupo del Banco Mundial lideran el camino en términos de proporcionar alicientes para el sector privado.

 LOS BRAZOS DEL SECTOR PRIVADO DEL GRUPO DEL BANCO MUNDIAL: LA IFC Y MIGA

La Estrategia 3.0 2018-2020 de la Corporación Financiera Internacional (IFC) lanza nuevas plataformas para crear mercados; nuevas instituciones; nuevas herramientas; y una nueva organización interna. Será importante observar el desarrollo de una plataforma IFC – el programa de portafolios de préstamos administrados, ya que encabeza los esfuerzos para crear infraestructura como clase de activo.

A medida que se va implementando la cascada, también es importante observar la cartera de intermediarios del IFC. Como descrito por Inclusive Development International (IDI), IFC canalizó $50 mil millones en intermediarios financieros (IF) como banco comerciales, fondos de capital privado y fondos de cobertura entre 2010 y 2015, pero auditorias han mostrado lo poco que se sabe sobre los impactos de estas inversiones. Además, la laxa supervisión de IFC de sus operaciones IF, dio como resultado que las IF financien proyectos que  la IFC no financiaría por su propia cuenta, como por ejemplo las inversiones  en carbón.
El Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) del Grupo del Banco Mundial continúa su rápida expansión de productos para atraer al sector privado con seguros de riesgo político (PRI) y productos de mejora crediticia. La estrategia de MIGA para 2018-2020 describe la expansión de la emisión de estos productos en Estados Frágiles y Afectados por Conflictos (FCS) y para la mitigación y adaptación al cambio climático. Para 2020, el 28% de sus nuevas emisiones estarían relacionados con el clima.

Tipos diferentes de garantías, que transfieren el riesgo del sector privado al sector público están de moda. [3]

Un modelo es el Esquema de mitigación de riesgos EBRD-MIGA, que se está probando en el primer bono de proyecto de infraestructura greenfield de Turquía para un esfuerzo de construcción de hospitales PPP a gran escala. [4]

El bono del proyecto ha sido certificado como un "enlace verde y social" por Vigeo EIRIS.

III. Conclusión

Según lo expresado en "The Forward Look" por el Grupo del Banco Mundial, sus objetivos son lograr los objetivos gemelos de acabar con la pobreza extrema y asegurar la prosperidad compartida de manera sostenible, para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo Climático de París. y liderar la agenda "Mil millones a billones". Sin embargo, hasta la fecha, existe un desajuste entre estos objetivos y los medios para alcanzarlos.

El desajuste a menudo surge porque la obligación de las empresas privadas es servir a sus accionistas, no el bien público. Si bien estos objetivos pueden ser compatibles, dicha compatibilidad no debe ser asumida. En cambio, el G20 y los BMD deben definir de manera más adecuada las oportunidades y limitaciones de ampliar los roles del sector privado extranjero y / o nacional. Una buena planificación y un cálculo del costo del ciclo de vida de los proyectos y "canalizaciones" de proyectos (teniendo en cuenta los factores ESG) pueden ayudar a asegurar resultados positivos tales como: mitigar el cambio climático mediante el lock-in de tecnología baja en carbono o sin carbono; adaptarse al cambio climático a través de proyectos resilientes; proporcionar acceso y asequibilidad a los servicios de infraestructura; crear trabajo decente; y evitar la acumulación de deudas.

Uno de los peligros es que los BMD y los países prestatarios no compararán las opciones de desarrollo de la infraestructura para determinar la viabilidad de las obras públicas frente a las alianzas público-privadas (de un tipo u otro). Existe un sesgo hacia los megaproyectos y las alianzas público-privadas que deberían corregirse. Otro peligro es que los BMD y los países prestatarios no sean realistas sobre la medida en que sus esfuerzos de reducción de riegos revivirán el apetito de los inversores extranjeros en países de bajos ingresos, frágiles y en conflicto. En la actualidad, la inversión extranjera directa (IED) y las asociaciones público-privadas (PPP) se concentran en países y sectores seleccionados de bajo riesgo. Y los esfuerzos para crear mercados mediante la reducción de riesgo pueden ser contraproducentes y, entre otras cosas, hundir a los países en deudas. (Ya se le debe a China el 60% del creciente volumen de deuda de África). Después de todo, las inversiones no se arriesgan, el riesgo simplemente se transfiere del sector privado al público. Sin controles adecuados y transparencia, las ganancias pueden privatizarse y las pérdidas socializarse, lo que agrava los niveles de desigualdad y privaciones.

Además de los riesgos de aglomeración específicos del proyecto en el sector privado, existen riesgos adicionales relacionados con la financiación de la infraestructura como una clase de activos. Como presidente del G20, Argentina espera que pueda ayudar a resolver un viejo rompecabezas del G20 al liberar las arcas de los inversores institucionales a largo plazo, como los fondos de pensiones y seguros, para financiar la infraestructura. La NEPAD (Nueva Alianza para el Desarrollo de África) ya lanzó la "Agenda del 5%" que movilizará el 5% del capital de la pensión doméstica y del Fondo soberano para proyectos de infraestructura africanos (incluido el Programa de Desarrollo de Infraestructura en África (PIDA)).

En teoría, esto suena como una estrategia de “win-win” (ambos ganan). Sin embargo, los fondos de pensiones en los países ricos empequeñecen a los de los países de bajos ingresos, por lo que las tarifas de los usuarios y las corrientes de ingresos provenientes de las operaciones de infraestructura en el mundo en desarrollo podrían absorberse en el Norte Global por generaciones. Además, los fondos de pensiones trabajan en estrecha colaboración con capital privado y fondos de cobertura: fuentes de capital impacientes y especulativas que podrían crear volatilidad financiera a medida que buscan ganancias desmedidas y de corto plazo. Este patrón es evidente en otros mercados, como los de productos básicos. Aquí también, las ganancias pueden privatizarse y las pérdidas socializarse en una escala mayor (por ejemplo, el caso de las carreteras PPP en Portugal).

En términos de consideraciones de ESG en proyectos de infraestructura y carteras, el peligro no es que todas las consideraciones de ESG sean olvidadas, sino que algunas serán y otras serán vistas como objetivos secundarios, opcionales o discrecionales. Esta crítica a los Principios de alto nivel de la OCDE / G20 sobre el financiamiento de inversiones a largo plazo por parte de inversores institucionales muestra que este peligro es real.

Muchas organizaciones de la sociedad civil (OSC) están en condiciones de ayudar al G20, los BMD y los gobiernos regionales y nacionales a hacer frente a "medios" y "fines" ambiciosos. Sin embargo, primero, el G20 y los BMD deberían ayudar a detener la represión de la sociedad civil en todo el mundo. Fue un signo ominoso que Argentina bloqueó la entrada al país de organizaciones de la sociedad civil (OSC) que intentaban participar en la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio en diciembre de 2017. Incluso bloqueó a las OSC acreditadas por la OMC. Además, el gobierno de Argentina no está brindando apoyo financiero al proceso Civil 20, como lo han hecho otras Presidencias del G20. Tales acciones alimentan la impunidad de los gobiernos y la captura de gobiernos por intereses especiales. 

Como el "Estado de la sociedad civil - 2017" de CIVICUS documenta, "el espacio cívico se ve seriamente restringido en 106 países, más de la mitad de todos los miembros de las Naciones Unidas (ONU). Esto significa que la restricción del espacio cívico se ha convertido en la norma en lugar de la excepción. Ahora debería considerarse una emergencia global ".

Para ser efectivo, el G20 y los BMD deben ser parte de la solución a esta emergencia, no ser parte del problema. El éxito de sus agendas depende de ello.

APRENDE SOBRE FINANCIACIÓN

Para obtener más información sobre la financiación, consulte el proyecto de la OCDE sobre inversores institucionales e inversión a largo plazo; Rompiendo Silos de la OCDE: Desarrollar Infraestructura como Clase de Activos y Abordar lagunas de Datos (diciembre 2017), el Resumen de un Diálogo de Política para Desarrollar Infraestructura como Clase de Activos (18 de octubre de 2017) y el manual ESG de la Asociación de Inversores de Infraestructura a largo plazo.

También, vea a  Nick Hildyard, “A critical perspective on the financialisation of infrastructure, PPPs and mega-corridor projects”, Corner House y “How Infrastructure is Shaping the World”, Counter Balance; y TNI’s Financialization: A Primer.

[1] Dos actores clave de EE. UU. Son Heath Tarbert y Everett Eissenstat. Tarbert es director ejecutivo interino del Banco Mundial y subsecretario del Tesoro para mercados internacionales y desarrollo. Anteriormente, fue abogado del bufete Allen & Overy; Asesor especial del Comité Senatorial de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos involucrado en la negociación del proyecto de ley Dodd-Frank, y asistente legal del juez Clarence Thomas de la Corte Suprema de los Estados Unidos. Eissenstat es el Sherpa de EE. UU. (Y asistente adjunto del presidente para asuntos económicos internacionales y director adjunto del consejo económico nacional).

[2] El BIRF tiene la tasa de apalancamiento más alta, seguida por el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo y el Banco Africano de Desarrollo, en ese orden. La construcción del apalancamiento de MDB es un propósito dominante del G20, como se ve en el Anexo 2 de los Principios de Hamburgo del G20, una estrategia de "Principios de BMD" para la acumulación de financiamiento del sector privado para el crecimiento y el desarrollo sostenible ", que requieren métricas para medir el apalancamiento: http://www.bundesfinanzministerium.de/Content/DE/Downloads/G20-Dokumente/principles-on-crowding-in-private-sector-finance-april-20.pdf?__blob=publicationFile&v=2

Otras fuentes de métricas para el apalancamiento de 2017 incluyen: la "Mobilization of Private Finance by MDBs" (including AIIB & NDB): 2016 Joint Report: http://documents.worldbank.org/curated/en/860721492635844277/pdf/114433-REVISED-11p-MDB-Joint-Report-Mobilization-Jul-21.pdf

Hace un año, parte del trabajo preparatorio para estas métricas fue hecho para el G20 por el Global Infrastructure Hub:

http://www.g20.utoronto.ca/2017/2017-Germany-GIH-report-to-G20.pdf

En términos de establecer el contexto para el apalancamiento de la inversión privada para la infraestructura, vea el Informe Final del Foro de Infraestructura Global: http://www.un.org/esa/ffd/wp-content/uploads/2017/01/2017_gi_forum_outcome_statement_final.pdf

[3] Para los BMD, un aspecto clave de su participación se relaciona con la cantidad de capital requerida para respaldar sus productos de mejora crediticia. Por ejemplo, el BERD (Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo) respalda su provisión de liquidez de 89 millones de euros con una suma mucho menor. En algunos casos, el Grupo del Banco Mundial reserva solo el 25% del valor de sus garantías, mientras que algunas garantías del BID están respaldadas por el monto total de su valor.

[4] El plan incluye el BERD con calificación AAA que proporciona 89 millones de euros como liquidez interina para mitigar los riesgos de construcción y operación. Esto tiene la intención de atraer a los bancos e inversores institucionales a largo plazo para que se suscriban a la porción de grado de inversión del bono. Se espera que la Corporación Financiera Internacional invierta en forma paralela en un tramo no consolidado del bono.

 

Artículo original en http://us.boell.org/2018/01/05/priorities-argentinas-g20-presidency#_ftn2

Traducción realizada por Manuel Heyers

0 Comentarios

agregar nuevo comentario

agregar nuevo comentario